Tarta de manzana con mermelada de albaricoque

Todos hemos escuchado alguna vez que para seguir un patrón de alimentación correcto hay que desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo. También nos bombardean con recomendaciones de dormir un mínimo de ocho horas para descansar como es debido.

Imaginamos que a vosotros también os ocurre que la combinación de desayuno de rey, que requiere su tiempo de preparación y “ejecución”, y ocho horas de sueño (¡o incluso seis!) es una utopía. Con esta tarta de manzana con confitura de albaricoque que hemos visto en Tengo un horno y sé cómo usarlo pretendemos acercarnos al desayuno real “express”. Lo de las ocho horas de sueño es más difícil…

Sigue leyendo

Anuncios